Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

LOS SIGNOS MÁS DIFÍCILES DE SORPRENDER

Las sorpresas llenan la mirada de muchos signos zodiacales, pero hay algunos que no se sorprenden fácilmente. Además, hay quienes tienen una fuerte tendencia al pragmatismo. Interesándoles solo lo concreto y palpable, sin prestar atención a lo incierto. Esto puede tener influencia astrológica. Es por ello, que hoy te hablaremos de los signos más difíciles de sorprender.

CAPRICORNIO

Tercer signo del elemento tierra, regido por Saturno, señor del Karma y los limites. Este signo se lleva la batuta con su pragmatismo.  Y es que, a los capricornianos les interesa sólo lo real y lo tangible. Es por ello, que su mundo es el de las cristalizaciones de la materia. Poco o nada suelen interesarle las variaciones o los cambios. Siendo así, su mundo bastante rutinario y predecible.

Y no es para menos, ya que para Capricornio todo tiene sus límites y reglas. Por lo que, todo debe encajar perfectamente. Además, sus creencias suelen ser firmes y poco flexibles por lo general. Y es que, como lo único que realmente importa para ellos es su punto de vista, no estiman opiniones ajenas.

Es así, que arrebatarle un gesto de sorpresa a un capricorniano puede ser una misión casi imposible, pues así se sorprenda no te lo demostrara. Ya que, viviendo encerrados entre su propio carácter limitado por las barreras impuestas por sí mismos, no son muy flexibles. Es por ello, que éste suele ser considerado como uno de los signos más difíciles de sorprender del zodiaco.

VIRGO

Este es el segundo signo del elemento tierra, regido por Mercurio, señor de las comunicaciones y el comercio. Es así, que a las personas de este signo lo único que les interesa es lo demostrable. Esto hace, que los nacidos bajo el signo de virgo no suelan dejar espacios para las sorpresas en su vida. Estando así, todo completamente analizado y colocado en su sitio.

Cabe destacar, que el orden es su gran obsesión y no permiten que se lo quebrante nada ni nadie. Incluso, son tan analíticos que se le suelen encontrar elaborando metodologías y estadísticas de cuanto se le atraviesa. Además, su carácter de signo de tierra los hace poco moldeables, por lo que se fían prácticamente solo de sus ideas y conclusiones.

TAURO

Para las personas de este signo, al igual que los anteriores, sólo importa lo que puede ser demostrable. Tanto así, que puede decirse que el mundo de lo concreto comienza en este signo fijo. Además, su testarudez es muy conocida, siendo así, Tauro sumamente terco. Todas estas características, hace que se le considere como uno de los signos más difíciles de sorprender.

Cabe destacar, que a Tauro no le gustan para nada ni los cambios ni las sorpresas. Este signo prefiere lo conocido y lo seguro. Además, la fortaleza de sus convicciones y lo estructurado de su mente, no permite que el azar lo sorprenda. Es así, que después de que tauro ha fijado sus cimientos nada le hará moverse de esta posición.

LOS SIGNOS MÁS DIFÍCILES DE SORPRENDER TIENDEN A SER BASTANTE ESCÉPTICOS

Tal como hemos visto, los signos mencionados antes tienen en común el hecho de tener una naturaleza bastante escéptica. Siendo precisamente, esta naturaleza la que hace que éstos sean los signos más difíciles de sorprender del zodiaco.